Skip to main content
“EDUCA INNOVA FEST” fue la feria de innovación escolar en la que 10 establecimientos educacionales mostraron sus proyectos bajo la idea de buscar soluciones innovadoras ante desafíos regionales y territoriales

Educa Innova Biobío fue el programa piloto que acogió a 800 estudiantes, 50 profesores y 40 integrantes de equipos directivos de una red de 10 colegios que trabajan en contextos de alta vulnerabilidad en Concepción, Chiguayante, Talcahuano, San Pedro de la Paz y Coronel, con estudiantes de primero y segundo medio los que se fueron formando en competencias para el siglo XXI. La premisa fue acompañar a docentes y estudiantes en el camino del aprendizaje activo, que desde junio fueron ideados y apoyados en el proceso de mentorías con el fin de profundizar en sus prototipos.

Los colegios República de Grecia, Michaihue, Villa Nonguén y los liceos Bicentenario de Coronel, Comercial Andrés Bello López, Leopoldo Lucero González, San Pedro, Bicentenario Anita Serrano Sepúlveda, Industrial Juan Antonio Ríos y Chiguayante Polivalente fueron parte de la muestra de los prototipos de sus proyectos, realizado en los Pastos Centrales de la Universidad de Concepción. Entre los proyectos presentados, está “La Joyita”, un auto eléctrico solar, casas ecológicas para perros callejeros, pelo hidrófobo y bio absorbente para agua contaminada con petróleo, parques, juegos, reutilización de basura y máquinas de reciclaje, siendo este el primer programa que incluye al sistema escolar en la generación de innovación y liderazgo hacia el desarrollo sostenible y la competitividad regional. Estos proyectos fueron desarrollados bajo el financiamiento del Gobierno Regional del Biobío y gracias al trabajo pedagógico de implementación de Educación 2020.

Luis Oviedo Machuca, Estudiante de 2° medio del Liceo Comercial Andrés Bello López de Coronel. cuenta que La experiencia fue muy grata, entretenida la verdad, de hecho, hoy en día se muchas más cosas que a inicios del segundo semestre, que fue cuando inicié este proyecto” .

Fue una experiencia, yo diría casi inolvidable. Pero, inolvidable en todo sentido. Hay un antes y un después, porque esto nos da pie a que este proyecto siga. La verdad fue muy beneficioso si lo miramos de cero a cien… mil.” argumenta Esteban Gutiérrez, docente del área Mecánica Automotriz del Liceo Industrial Juan Antonio Ríos, de Talcahuano.

“Los estudiantes venían cansados, querían solamente sacar la nota, pero después de un trabajo que se hizo con ellos, súper dinámico y que se trabajó desde lo que yo sentía también (…) se trabajó con ellos la parte emocional. El que yo llegara y les preguntara a los chiquillos: oye, ¿cómo están?, ¿cómo se sienten? Y que me dijeran – Estamos tristes, estamos contentos – entonces también trabajar las habilidades de cada uno. Preguntarles cómo fue el trabajo en equipo, también fue súper fundamental, entonces para ellos fue más dinámico, fue entretenido y una de las cosas más lindas, es que pasara de un trabajo por la nota, a uno que ellos querían, querían innovar, querían investigar. Fue uno de los mayores logros y excelentes todos” comenta Gabriela Villouta, mentora del programa Educa Innova Biobío.

Claudia Castañeda, Gerenta General de Fundación Educación 2020 luego de visitar toda la feria siente que innovar en educación es la clave para mejorar los aprendizajes: “Es importante innovar porque el mundo cambió hace mucho rato y aún estamos aprendiendo encajonados, en un aula de cuatro paredes con un mundo que está esperándonos. Innovar para generar un aprendizaje que quede en los alumnos, que transforme, que recoja sus necesidades e intereses. Y también, para que nos convirtamos en una sociedad que permite ver las cosas distintas y no solamente aprender de una sola manera”.